berlin

No suelo ser la persona al frente de la cámara. Me gusta más estar detrás. A pesar de eso, cuando voy entre la gente, me gusta ir adelante, aunque no tenga idea de para dónde voy.

Tengo la mitad del pelo lacio y la otra mitad colocho. He pensado muchas veces que sería mejor tenerlo todo lacio pero la verdad deshacerme de mis colochos me daría un gran vacío emocional. Tengo camanances, no sé reírme por compromiso y siempre pierdo jugando ‘’serio’’.

Me gusta la música clásica, tengo un perro inmortal, un lunar en el centro de mi vida y otro en forma de corazón. Tengo las manos arrugadas, cuando me emociono mucho empiezo a temblar y me tropiezo en todo lado. Creo en la gente, creo que hay cosas más allá que vale la pena conocer, creo que todos tenemos una historia que contar. Me considero valiente, que soy honesta, que me estreso demasiado y sin razón. La verdad siento que he tenido muy buenos ejemplos de superación en la vida.

Me gustan los mapas, los idiomas, los aviones, los graffitis; todo lo que de una forma u otra me dé una historia. Creo que ya todos hemos viajado por el mundo, las estrellas y el cielo me impresionan demasiado y mi palabra favorita es: Constelación. Díganla en voz alta, constelación, se siente rico.

Tengo Veintiuno hace mucho tiempo, nació siendo algo diferente de lo que es ahora y ha evolucionado conmigo. Pero nunca he dicho quien es ‘’migo.’’. Migo soy yo, yo soy Veintiuno. Básicamente después de tantos años me estoy presentando pero bueno, dejemos esto aquí y sigamos caminando 🙂

– Ale Hernández

Fundadora y creativa en veintiunophoto.com