Los Ángeles

Esto no es una guía detallada de Los Ángeles. Quisiera que fuera una guía detallada porque significa que habría conocido cada rincón de esta ciudad que la verdad no pensé jamás que me fuera a gustar tanto. Honestamente, tengo que volver.

Lo que es esto, son los musts imperdibles de LA en 24 horas (o en mi caso menos) con fotos de mi bucketlist fotográfico mental que me emocionan muchísimo. ¡Adelante!

1. Hollywood sign: Básicamente, ¿qué es LA sin Hollywood? La industria más millonaria del mundo, un ícono cultural y un must-see en las colinas americanas. Pero aparte de eso tiene mil facts que no sabía y ahora sé. ¡Las 9 letras tienen 94 años de existir! No son una moda, no es el encuadre perfecto en Instagram, y se ha convertido hasta en la mejor forma de hacer pública una protesta o la defensa de una idea. Cada letra tiene un dueño que ha donado dinero para su debido cuidado y Hugh Hefner (sí, el de Playboy) ha gastado una cantidad inimaginable de dinero para preservarlo. Y por inimaginable me refiero a más de mil millones de dólares, es absurdo.

Las mejores formas de tomarle la foto perfecta es por la calle Beachwood Drive, aunque también la pueden ver bien desde el Griffith Observatory y el Hollywood and Highland Center.

2. Hollywood Walk Of Fame: No tengo que decir mucho, ustedes viajeros probablemente lo saben mejor que yo. Pero pensándolo no es nada superficial. Las estrellas en el suelo, las formas de las manos, los éxitos materializados y la gente desvelada en la que más les representa. Es casi poético, es como la galaxia en la tierra más inspiradora del mundo; ¿no creen?

Dos mil seiscientas estrellas en poquito más de 2km, aren´t we something?


3. Ice Cream Museum: Si, escucharon bien chubbies. Esto es lo mejor que les ha pasado en su vida y es lo más chiva que existe en la vida. Solo síganlos en Instagram como @musemoficecream y su vida va a mejorar en un 300%. Queda en Los Ángeles, lo único malo es que actualmente las entradas están agotadas (obvio), pero si van en otra época, pueden corroborarlo acá.

 

 


4. LACMA: Este es un gusto particular. Me gusta el arte, me gustan los museos, me gusta la arquitectura, eso me llena más el alma que ir a tomarme una cerveza. Pueden juzgarme de aburrida no tengo ningún problema, yo sé que lo soy en cierta manera. No me daba tiempo de entrar a Los Angeles County Museum of Art; pero si quieren darle check a un poquito de cultura, vayan afuera. Van a encontrar este pedacito de luz (literal), es una exposición que se llama Urban Light y enamora a cualquiera. Doble puntaje: verlo de noche.





5. Venice Beach: Aquí voy a ser muy franca, llegar a Venice Beach es como llegar a un ghetto playero donde yo sentía que tenía que tener un cuchillo debajo de la media. Pero es una playa entonces obviamente no andaba medias. Y en todo caso tampoco andaba un cuchillo. Andaba una cámara en el cuello que gritaba melodiosamente: ¡Asálteme! Mentira. (Pero en serio)

De alguna manera, a pesar del miedo debajo de la piel, se siente todo el Cali vibe. Perros en patinetas, las casitas de los salvavidas, y mi favorito: el rótulo. Ojo, no está en la playa, ni en la entrada principal. Es como un mito, existe pero hay que buscarlo.







{ amo }

6. Santa Mónica Pier: El lugar perfecto para ver el atardecer. ¿Saben qué otra cosa me gusta? Los turnos de Tiquicia, como toda una pueblerina. Y Santa Monica Pier es básicamente como un turno gigante con extrema cantidad de gente, en un muelle dentro del mar donde el sol y el cielo se lucen infinitamente. Alrededor es increíble, todos los restaurantes, la vida social, y de nuevo, ese Cali vibe.









{ y la más }

De Santa Mónica Pier yo tuve que correr al aeropuerto, la vida de viajero puede ser injusta. Pero si descubren más musts de LA por favor, ¡compártanlos! Yo definitivamente quiero volver y necesito de sus tips. Si quieren ver más fotos y no perderme de vista; ¡síganme en Instagram! @veintiunophoto

Cheers!