Cerro Pelado

{Hace no mucho me aventuré, sin saber, a descubrir cómo es ser otro tipo de viajero.

No no, otra vez. Hace no mucho me aventuré a perder las piernas de camino.

Ok no. Va de nuevo.}

Hace no mucho descubrí que hay otros tipos de viajero, y descubrí que yo no era viajera de hiking. Y si, eso es un tipo. No involucra aviones, ni maletas de rueditas, ni aeromozas y podés llegar a muchos lugares sin un pasaporte; ni siquiera tenés que pasar migración. ¿Qué se necesita? Unos buenos tennis, gente experta, piernas que aguanten y mucha voluntad.

¿A donde es este roadtrip? Cerro Pelado.

A Cerro Pelado se puede ir cuando sea, pero no cualquiera lo hace. Para ir, mejor tomen estas cosas en cuenta:

1. The Who:

Tienen que conseguirse gente que sepa lo que hace, que sepan a dónde los llevan y cómo devolverse. Esa gente es O’s Adventures, 100% responsables, entregados y pura vida. Los llevan en buses que recogen en San José a una hora determinada, los llevan a un camping chivísima y les incluye los almuerzos y las caminatas guiadas a un precio súper cómodo.

cp

2. The Where:

Durante un fin de semana se hacen dos caminatas; una a Cerro Pelado y otra a unas cataratas que están tan escondidas que ni nombre tienen. No les voy a mentir, si es agotador, sobre todo para alguien citadino que no camina ‘’cerros’’ a diario. Sin embargo, todo es posible.

3. The What:

Tampoco hay que ser un hiker nivel pro, pero si llevar: buenos tennis o zapatos para escalar, cortaviento o jacket ligera, licra larga (que no les pase como a mí que regresé con las piernas todas cortadas), agua o hidratante, foco con buenas baterías y obvio camarita. Si se encuentran un palo grande de camino que puedan usar como bastón, no lo suelten, les va a servir.

dsc_5012

4. The How:

Salen del campamento en la tarde para alcanzar a ver el atardecer en medio Cerro Pelado. Y para arriba. De verdad que ahora yo le doy gracias a la vida por ser horizontal porque esa caminata fue lo más vertical que mis piernas han tenido que experimentar. Claro, vale la pena, sobre todo cuando se ve un atardecer de esta dimensión entre viento y unas cuantas personas que saben lo que es vivir. Se devuelven de noche, LA aventura.

cppp

pc

Sepan que van a pasar cosas inesperadas: pasar por ríos, lluvias repentinas, viento que uno siente que lo bota, caídas y el sentimiento de conocer Costa Rica un poquito más cada vez. Nunca falta comercial: lleven un bultito pequeño con sus granolas y sus cosas y ahí mismo pueden poner la basura. Dejemos a Cerro Pelado como es: pelado y sin basura.

Plot Twist (o Fun Fact literal):

Soy un terrible fracaso para la generación del 93. De verdad que mi cédula tiene que estarme bromeando cuando dice que tengo 23 porque – Díos mío –. Al día siguiente de esto, no podía caminar. No podía moverme, no podía manejar, daba pena ajena. Mi mamá que tiene más de media vida por delante estaba como si nada. Y yo… me arrastraba por las escaleras de mi casa. Por eso digo que hace no mucho… básicamente me aventuré a perder las piernas de camino.

¡Me cuentan cómo les va a ustedes!


Notice: Undefined offset: -1 in /var/www/wp-content/themes/veintiunophoto/single-travel.php on line 43